Interlinking: qué es y porqué debe ser tu aliado en SEO

Actualmente, el contenido es uno de los pilares fundamentales del posicionamiento orgánico. Pero, no hay que olvidar la importancia de los enlaces, que también son un factor relevante en el SEO.

Y es que, con frecuencia, se ignoran las oportunidades que ofrece el interlinking. Configurar y desarrollar una estrategia de enlazado interno requiere tiempo y esfuerzo, y los beneficios pueden no ser evidentes de inmediato.

Sin embargo, el enlazado interno es uno de los elementos que más inciden en el posicionamiento y desempeña un papel clave para los buscadores y los usuarios. Es crucial tener en cuenta que los visitantes de nuestro sitio web y los motores de búsqueda tendrán dificultades para navegar por nuestra página sin enlaces internos.

Por lo tanto, si quieres mejorar la experiencia de usuario en tu site, enviar señales positivas a Google sobre el comportamiento de los usuarios, así como favorecer el rastreo e indexación para mejorar tu posicionamiento orgánico, es fundamental que comiences a construir puentes mediante el interlinking.

En este artículo vamos a analizar en detalle y de forma sencilla, qué es el interlinking, qué tipos existen, qué beneficios tiene en una web y cómo puedes usarlos para mejorar el posicionamiento orgánico de tu sitio.

¿Suena interesante verdad? ¡Sigue leyendo!

En este post hablamos sobre...

Qué es el enlazado interno o interlinking

El interlinking consiste en enlazar internamente dos o más páginas de un mismo dominio a través de la creación de un enlace o hipervínculo.

El enlazado interno se realiza bajo una estrategia previamente marcada y con el objetivo de proporcionar información de interés a los usuarios y a Google.

De esta forma, se crea un entramado de enlaces internos que conectan entre sí distintas URLs.

El enlazado interno permite crear conexiones y relacionar unas páginas con otras, indicando una relación directa o indirecta en términos de contenido. Para ello se utiliza un anchor text funcional y descriptivo, también conocido como texto ancla, para contextualizar la nueva página de destino.

Una estrategia efectiva de interlinking no solo distribuye la autoridad entre las diversas páginas, sino que también mejora la experiencia del usuario, permitiendo que navegue de forma más sencilla por la web. Además, los enlaces son la base por la que los bots de los buscadores descubren nuevas URLs.

Cómo puede mejorar el enlazado interno tu SEO

El interlinking es un proceso que, aunque parezca habitual, puede llegar a ser una potente estrategia SEO on-page que permitirá mejorar el posicionamiento orgánico de la web.

¡Vamos a descubrir cómo!

Prioriza las URLs más importantes

Los enlaces internos permiten destacar las páginas más importantes de tu sitio web.

Supongamos que el enlazado interno funciona como un sistema de recomendaciones, cuantas más recomendaciones reciba una página la percepción de calidad será mayor. Por lo que, a ojos de Google, aquellas URLs que reciban mayor cantidad de enlaces internos, tendrán más prioridad sobre otras.

Hay que tener en cuenta que no todos los enlaces internos tienen el mismo valor, no será lo mismo enlazar una página desde la Home, que desde una página que no recibe tráfico.

Un profesional SEO será capaz de controlar y priorizar aquellas URLs más interesantes de cada negocio para mejorar el posicionamiento orgánico.

Favorece el rastreo e indexación

Google utiliza un ejército de bots para rastrear las páginas web y se mueven de página en página utilizando los enlaces que hay entre ellas. Cada site tiene un presupuesto de rastreo asignado, por lo que si Google invierte mucho tiempo en descubrir los entramados de tu web, las páginas no se indexarán correctamente, es decir, no aparecerás en la página de resultados de búsqueda.

Por ello, es importante facilitarle el trabajo a los bots de Google utilizando un interlinking adecuado.

Con un enlazado interno y coherente, los bots de Google podrán conocer mejor la arquitectura de la web. De forma que una correcta estrategia del interlinking ayudará a reducir el tiempo y permitirá favorecer el rastreo de cada una de las URL que componen la web, tanto de nuevas páginas como de aquellas que, por niveles de profundidad, sean más difíciles de acceder.

Ten en cuenta: Las páginas que no reciben enlaces entrantes se llaman páginas huérfanas. Los motores de búsqueda y los usuarios difícilmente pueden acceder a estas páginas. Sería conveniente solucionar esta problemática añadiendo enlaces internos hacia estas páginas, ya que, como hemos visto, es importante facilitar el rastreo de las páginas que queremos que se indexen.

Define mejor tu arquitectura web

El primer paso a la hora de generar una web desde cero, es definir una arquitectura estable y bien planificada.

El interlinking tiene un papel clave en este proceso, ya que toda estructura web estará apoyada por enlaces internos que crearán la conexión en cada página.

A través del enlazado interno promoveremos y facilitaremos que Google considere nuestra página web como “amigable” y que indexe mejor.

Mejora la navegación y experiencia de usuario

Google ha evolucionado en los últimos años, poniendo mayor énfasis en mejorar la experiencia de los usuarios en los sitios web y en proporcionar respuestas relevantes y de calidad a las consultas que realizan. Cada vez toma mayor importancia ofrecer una navegación web fácil e intuitiva.

A través del enlazado interno podremos relacionar y recomendar contenido que sea de interés y útil para el usuario en el momento en que lo necesita y mejorar así su navegación. Además, podremos redirigirlos hacia las páginas que más nos interesen a nivel de negocio.

Con ello, daremos respuesta a las necesidades del público, mejoraremos su navegación y, por tanto, la experiencia de usuario.

Debes evitar: Los enlaces internos rotos (4xx) que perjudican la experiencia de usuario. Del mismo modo, si hemos realizado una redirección interna (3xx) debemos asegurarnos de cambiar la URL en los enlaces pertinentes, ya que de no ser así el usuario podría encontrar una página distinta a la que nos indica el anchor text.

Potencia keywords con los anchor text y evita la canibalización

Cuando enlazamos internamente una URL de nuestra web hacia otra, lo hacemos a través de un anchor text (texto ancla), normalmente utilizando palabras relacionadas con el contenido enlazado.

Es importante variar los anchor text, utilizando tanto las palabras clave principales como variaciones y palabras clave secundarias y de oportunidad.

Gracias al uso correcto de anchor text en el enlazado, podremos potenciar el posicionamiento de ciertas palabras clave, del mismo modo que nos servirá como estrategia para evitar canibalizaciones.

Reduce la tasa de rebote de tu web

Los enlaces internos permiten al usuario descubrir contenido relacionado de interés, por lo que es probable que permanezca más tiempo navegando en la web y visitando diferentes páginas.

Al aumentar el tiempo de navegación y el número de páginas visitadas, se reducirá la tasa de rebote. Con ello le estaremos dando a Google datos positivos que influyen en un mejor posicionamiento orgánico: un buen tiempo de permanencia, un buen porcentaje de páginas visitadas y una buena media de clics en el site.

Traspasa la autoridad en tu web

La autoridad de cada página de una web se basa en la cantidad y calidad de enlaces que recibe, tanto en páginas internas del mismo dominio como de páginas externas. Cuanto más alta sea la autoridad de una página, mayor será la posibilidad de que Google le considere relevante y la posicione más alto en los resultados de búsqueda.

Es necesario detectar aquellas URLs con mayor autoridad y trabajar una correcta estrategía de enlaces internos para conseguir traspasar la autoridad de una página a otra con menor potencial (lo que se conoce como “link juice”) y potenciar el posicionamiento orgánico.

Truco: Una estrategia efectiva es establecer enlaces desde la página de inicio hacia aquella o aquellas páginas que quieras posicionar, ya que le estarás otorgando una mayor autoridad.

Tipos de interlinks

➜ Enlaces internos contextuales

Los enlaces internos contextuales son aquellos que se encuentran en los diferentes textos de la página web. Con ellos enlazas un contenido dentro de un contexto que le dota de mayor semántica. Estos proporcionan a los visitantes y a los motores de búsqueda información adicional sobre el tema de la página a la que se enlaza.

Los enlaces contextuales son más potentes, ya que al estar rodeado de texto semántico son más descriptivos para Google.

➜ Enlaces internos no contextuales

Los enlaces no contextuales son aquellos grupos de enlaces que carecen de relación o contexto con el contenido de origen.

Se puede utilizar un enlazado no contextual, por ejemplo, en la ficha de un producto para enlazar a productos más populares o más vendidos. Eso es aplicable a cualquier tipo de proyecto: blog, web corporativa, servicios etc.

➜ Enlaces internos de navegación

Los enlaces internos de navegación ayudan a los usuarios a navegar por el sitio web. Estos enlaces se pueden encontrar dentro del header, footer, barras laterales, breadcrumbs…

Los enlaces de este tipo tienen un impacto significativo, ya que una página que se encuentra en el menú principal no solo recibirá un único enlace, sino que también generará múltiples enlaces internos al estar presente en la mayoría de las páginas del sitio web. Ten en cuenta que los menús pueden ser globales, si están en todas las páginas, o locales, si son submenús específicos asociados a una sección concreta.

➜ Enlaces internos en imágenes

En las imágenes se puede colocar un enlace que dirija a otra URL de la web. A estas imágenes se puede añadir un ALT (o texto alternativo) que funciona como un anchor text.

Estos enlaces son menos eficientes que los contextuales.

¿Desde qué zonas podemos crear enlaces internos?

Menú

El menú principal de navegación es el menú principal que nos encontramos en una página web.

Los enlaces internos del menú son una manera eficiente y estratégica de resaltar y dar prioridad a las categorías y URLs core del negocio.

Las URLs enlazadas en el NAV adquieren un gran traspaso de autoridad, ya que enlazarán de forma natural desde el resto de las páginas del site

Sidebar

Las barras laterales o sidebars son el bloque de información que complementa el contenido principal que se muestra en el site y permiten colocar enlaces internos que se quieran resaltar de forma vertical.

Estos bloques pueden generarse de forma manual o de forma automática, aludiendo bloques dinámicos de los últimos post, últimos productos, subcategorías…

Breadcrumbs

Las migas de pan o breadcrumbs ayudan al usuario y a Google a navegar por la web sin perderse y sin quedarse sin salida. Sirven para crear un enlazado interno ascendente, ya que las categorías más pequeñas envían enlaces a las superiores y así sucesivamente.

Además, ayudan a los bots a entender cómo se estructura una web y favorecen la navegabilidad y experiencia de usuario.

Footer

El footer o pie de página incluye enlaces relevantes para el usuario, como enlaces corporativos, legales, redes sociales..

Este espacio puede utilizarse como un apoyo al interlinking de las URLs que queramos posicionar.

Productos o Post relacionados

Otra de las formas de enlazar en un contenido a otras URLs de interés para el usuario es a través de bloques de productos o post relacionados.

Contenido

Podemos añadir enlaces dentro de cualquier contenido de nuestra web. Esto, como ya hemos comentado, aporta mayor semántica a las URLs y permite utilizar anchor text optimizados.

Tipos de interlinking

No hay una única fórmula correcta para hacer interlinking, pero hay que tener en cuenta que la forma de enlazar las páginas a través de la estructura fijará las raíces del enlazado interno.

Las formas más comunes que podemos encontrar son:

  • Enlazado interno vertical o estructura SILO: Se trata de un enlazado desde páginas con más búsquedas o autoridad hacia las páginas con menos búsquedas, de forma ascendente o descendente.
  • Enlazado interno horizontal o en cadena: Se trata de un enlazado desde páginas que tienen el mismo nivel de profundidad.
  • Enlazado interno mixto: Se trata de un enlazado que combina el enlazado vertical y el enlazado horizontal, por lo que los enlaces van desde una página a cualquier otra.

Define una estrategia de enlazado interno

Como hemos visto a lo largo del post, el enlazado interno es una de las técnicas más relevantes del posicionamiento SEO de cualquier web.

Una adecuada estrategia de enlazado interno ayuda a mejorar el posicionamiento web, la experiencia de usuario y con ello las conversiones. Sin embargo, si se lleva a cabo de una forma errónea, puede generar bastantes problemas en el site.

Es imprescindible dedicar el tiempo a planificar una estrategia de interlinking SEO para cada sitio de forma personalizada, para conseguir el éxito.

En Imuve trabajamos el enlazado interno en cualquier estrategia SEO, por lo que podemos ayudarte a planificar, organizar y optimizar los enlaces internos para conseguir tus objetivos de negocio de forma orgánica.

¿Quieres potenciar tu presencia online?

¡Contáctanos!

También te puede interesar

Scroll al inicio
Iniciar chat
1
💬 ¿Hacemos crecer tu negocio?
imuve
¡Hola 👋 Bienvenido a imuve!

¿Cómo podemos ayudarte a mejorar la visibilidad de tu negocio?